Sembradores de Paz

Somos un programa de la Diócesis de Sonsón Rionegro, que forma, acompaña y promueve la cultura de paz, en niños y niñas, a través de jóvenes, familias, docentes, sacerdotes e instituciones de la región del Oriente Antioqueño sin distinción de credo, raza o condición social, con base en una propuesta pedagógica constructivista, para la instauración del Reino de Dios.

OBJETIVO GENERAL: Los niños y las niñas se hacen visibles como sujetos de derecho, se forman en cultura de paz como acción social, a través de una propuesta pedagógica constructivista, fundamentada en el Evangelio y la doctrina de la iglesia, para construir el Reino de Dios.

Nuestro principio fundador es el de la cultura de la paz, cuyos rasgos principales son el equilibrio entre el interés particular y el interés social, y en ese sentido asumimos la libertad, como principio de acción en función de una civilización de amor en Cristo y en una necesidad de transformación para alcanzarla; es así como enfatizamos en:

  • La relación del niños con Dios
  • La relación del niño con los otros
  • La relación del niño con la naturaleza
  • La relación del niño consigo mismo

 

 

Para implementar este programa en tu parroquia o comunidad, puedes comunicarte con nosotros, donde te daremos información sobre el material de trabajo y todas las orientaciones que requieras para lograrlo 5315252 ext. 108

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Además puedes solicitar acompañamiento y formación para tu grupo de niños y niñas en la parroquia, comunidad, escuela.

 

 

Haciendo "clic" en cada uno de los módulos, podrás descargar todo el material pedagógico del programa "Sembradores de Paz", o acceder a través de este enlace a toda la carpeta.

 

ESCUELAS PARA LA PAZ:

Es la inclusión del programa como proyecto pedagógico en las escuelas, conforme a la normatividad nacional de educación, a fin de disminuir la vulnerabilidad de los derechos de los niños y las niñas, mediante la recuperación y fortalecimiento de valores, mejoramiento de los niveles de convivencia familiar y comunitaria, generación de espacios de participación que les restituyan a los niños y niñas sus derechos y reconocimiento de los niños como agentes de desarrollo.

Para ver más, clic aquí